Estáis empezando un nuevo proyecto comercial en Rusia, Asía Central o en algún país de la antigua URSS y la barrera lingüística os impide avanzar.

Os puedo ayudar, soy interprete mediador bilingüe ruso-español nativa. Seré vuestra guía que os llevará a:

  • Conocer mejor a vuestro colaborador (su cultura y su forma de pensar)
  • Hablar con él sin preocuparse por el idioma.
  • Negociar dialogando en un ambiente agradable y evitar los confrontamientos innecesarios.
Aldous huxley

“Las palabras están ahí para explicar el significado de las cosas, de manera que el que las escucha, entienda dicho significado.”

Soy intérprete-mediador español-ruso-español

Te preguntarás: ¿qué diferencia hay de un intérprete? Mientras que uno se limita solo a una simple traducción del contenido, el mediador es capaz de analizar la situación mientras que traduce. Un intérprete-mediador nota cuando los participantes pierden el hilo de los mensajes y las negociaciones se estancan. Es decir, no traduce literal, sino capta el mensaje y lo transmite. Conoce las culturas de negociar y sus peculiaridades, lo que le permite evitar enfrentamientos innecesarios y ayudar a encontrar los intereses en común.

Nací en Moscú en una familia de padre español y madre rusa. Soy licenciada en Historia y Sociología. Viajé con un grupo de amigos de carrera casi por toda la parte europea de Rusia conociendo las culturas, costumbres y ocupaciones de la gente, quiénes nos recibían en sus casas. También recorrí las Repúblicas Bálticas y Cáucaso. Por eso me considero intérprete-mediador. Además, al ser bilingüe nativa rusa – española consigo que la conversación vaya fluida, ayudo a las partes que negocian entenderse mejor y, si puedo, conseguir que lleguen a un acuerdo.

Cuando me contratan como intérprete de español al ruso para unas negociaciones, suelo preguntar: ¿de dónde es el invitado? Federación Rusa es un país multiétnico (son 85 naciones y más de 100 etnias). Distintas naciones, distintas culturas de negociar. Aunque vuestro invitado es de Moscú, no significa que es un ruso o una rusa. Puede ser una persona con orígenes de cualquier parte de Rusia o de otro país limítrofe. Aunque prácticamente toda la gente de los países de antigua URSS habla ruso, no todos tienen la misma forma de pensar.

Trabajo con varios sectores: industriales, construcción, servicios: abogados, seguros, turismo, moda, alimentación y otros. Además de las negociaciones me toca traducir distintos procesos de fabricación durante las visitas a las fábricas:

  • Envolturas para los productos cárnicos,
  • Materiales para cableado alta tensión,
  • Conductos de ventilación y salidas de humo, también la maquinaria para su limpieza,
  • Procesos de fundición y aleaciones.
  • Muebles frigoríficos
  • Molinos y generadores de la energía eólica
  • y otros

Algunas de las empresas que han confiado en Coesne